Trabajo y relaciones laborales

Trabajo y relaciones laborales

Un tema habitual en el trabajo son las relaciones interpersonales.
En la resolución de conflictos interpersonales tenemos varias técnicas de PNL muy efectivas que nos hacen tomar conciencia de lo que está pasando en la relación.

A partir de ahí las Flores de Bach nos ayudarán a equilibrar nuestras emociones y a acceder a nuestros recursos para poder gestionar el conflicto.

Estas emociones o sentimientos pueden ser de: desconfianza, resentimiento, rabia, amargura, queja, victimismo. Pérdida de control o miedo a perderlo.

  • Intransigencia ante el otro por querer convencer o imponer las propias ideas.
  • Incapacidad de ponerse en el lugar adecuado por miedo al conflicto o por atender las necesidades de los demás antes que las propias.

Las relaciones interpersonales mal gestionadas pueden llevarnos a situaciones de estrés, que también puede venir derivado de:

  • Cansancio físico o mental por sobrecarga de trabajo.
  • Sensación de desbordamiento por acúmulo de trabajo.
  • Discurso repetitivo, vorágine mental que dificulta hacer el trabajo, concentrarse e incluso dormir.
  • Adicción al trabajo, trabajadores infatigables que no se permiten descansar.
  • Carga excesiva de trabajo por no saber poner límites o anteponer las necesidades de los demás a las propias.
  • O por el contrario podemos sentir apatía por falta de motivación o por rutina.

En los últimos años nos encontramos con muchas situaciones que nos hacen caer en el desánimo cuando las cosas no suceden como esperábamos y debido a la crisis en estados de incerteza y miedo ante la posible pérdida de trabajo.

Cuando se produce la pérdida de trabajo son muchos los estados emocionales que se transitan y que van desde la desesperación a la desesperanza pasando por la rabia, el resentimiento, la inadecuación o la culpabilidad.
Es el momento entonces de recordar quienes somos, de contactar con nuestros recursos y retomar nuestras fortalezas aún cuando pensamos que no las tenemos, momento de revisar las creencias que nos limitan y cambiarlas por otras que nos posibiliten y nos den más opciones.

Las Flores de Bach nos aportan patrones de información para conseguirlo y nos ayudan a transitar por todos estos estados, equilibrarlos y adaptarnos a los cambios para volver a encontrar el equilibrio emocional.