Mandalas y Flores de Bach

El encuentro entre Jung y E. Bach

Una edición más, el VI Congreso Sedibac de Terapia Floral, un excepcional punto de encuentro donde compartir experiencias y conocimientos. Fueron muchas las conferencias interesantes sobre todo por la calidad de los ponentes.

Quiero compartir ahora con vosotros un trabajo que me pareció particularmente bonito, el que  expuso Marcela Rioseco «Mandalas, Flores de Bach doce curadores: el encuentro entre E. Bach y Jung».

Hasta este día mi conocimiento sobre los mandalas no iba más allá de ser unos dibujos geométricos que la gente pinta en el mejor de los casos para disfrutar o para disminuir la ansiedad. El término mandala es una palabra de origen sánscrito que se traduce como «esencia contenida». No sabía que eran iconos budistas sinónimo de «espacio sagrado».

Tampoco sabía del estudio de Jung sobre los mandalas. Para Jung el mandala en su carácter de símbolo cumple una función mediadora entre lo visible y lo invisible. El símbolo es la puerta de entrada para ingresar al inconsciente.

Bach y Jung coinciden en filosofía: para el Dr. Bach el Alma se expresa en el mundo a partir de la personalidad, esta estructura de personalidad es un camino para la evolución espiritual hacía lo que el Dr. Bach llamó Individualidad. Lo que el Alma es para Bach, es el Self para Jung, Personalidad para Bach, Ego para Jung, Individualidad para Bach, Individuación para Jung.

 

El mandala para Jung une al ser humano con su centro o con su Self. Así como las flores para el Dr. Bach comunican al Alma con la personalidad.
mandalas-flores-bach

EDITORIAL CUARTO PROPIO

 

La publicación de: Marcela Rioseco · Janitze Faúndez ·  Romina Casas

Marcela Rioseco, junto con las artistas y terapeutas florales, Romina Casas y Juanita Faundez ha unificado en doce Mandalas Florales el pensamiento del Dr. Bach sobre los doce curadores y el sentido de la vida con la visión de Jung del mandala. Así la creación de los doce  Mandalas Florales se realiza por medio de un estudio que integra la visión filosófica de Edward Bach y la Signatura Floral, con la propuesta de Carl Jung, acerca del mandala como símbolo arquetípico.

 

 

 

 

Este método terapéutico complementario a la Terapia Floral está explicado en el libro «Mandalas Flores de Bach Doce curadores» editorial cuarto propio.

Al ojear el libro no puedes evitar sentirte fascinada por la calidad artística de los Mandalas Florales, donde para crear los dibujos y luego las pinturas en acuarela, se ha considerado la geometría y simbología de la planta y sus cualidades energéticas y espirituales.

Estos Mandalas Florales representan a los Doce Curadores, nombre que el Dr. Bach dió a las primeras plantas del sistema, por las doce cualidades espirituales que se  encuentran en ellas.

Amor, Paz, Alegría, Fe, Decisión, Valentía, Coraje, Sabiduría, Amabilidad, Fuerza, Pasión y Paciencia.

 

Acerca del Autor

CARINA BOUFFARD Lda. en Farmacia, Terapeuta en Flores de Bach y Master en PNL Facilitadora de procesos de cambio y desarrollo personal. Te animo a conocer los remedios del Dr. Bach.