Viaje al Centro Bach

Alrededores-El cementerio

Cementerio y tumba del Dr. Edward Bach

Mapa-LocalizacionDesde Mount Vernon podemos ir dando un paseo de cinco minutos hasta la Iglesia y cementerio de St. James donde se encuentra enterrado

el Dr. Bach.

Es el cementerio típico de un pueblecito al lado de la iglesia  y en él se respira paz y tranquilidad. Hay un banco donde uno puede sentarse a descansar, meditar, rezar…

Escribe Nora Weeks en su libro “Los descubrimientos del Dr. Bach”

Su gran vitalidad, su capacidad para minimizar los sufrimientos y su permanente sentido del humor hacían que los que le rodeaban creyeran en su pronta recuperación. Sin embargo su salud se iba debilitando paulatinamente. Aunque tuvo un breve periodo de mejoría, esta no duró y el 27 de noviembre de 1936 murió mientras dormía.

 

Edward-Bach-1886-1936El Dr. Bach murió el 27 de noviembre de 1936, en su lápida reza el epitafio.

“¡He aquí!, ahora vivo más que nunca”
Versículo del Apocalipsis 1:18

Se desconoce quién pudo elegir este versículo, sin embargo si leeís el libro  FIEL A TI MISMO de Mary Tabor, discípula y colaboradora en el equipo del Dr. Bach, y que contiene sus enseñanzas doctrinales, filosóficas y espirituales podréis reconocer alusiones a este epitafio:

Por mi parte, creo (debería decirse) que ellos están tan intensamente vivos como nosotros, incluso más.
Activos, intensamente vivos en algún lugar, gloriosamente felices, libres, sin ataduras…

 

Nora Weeks escribe en su libro “Los descubrimientos del Dr. Bach”

Sabía que debía continuar investigando sobre la curación de la enfermedad. No tenía muy claro todavía qué debía hacer, ni tampoco si este trabajo debía hacerlo en la Tierra o en otro nivel.
La vida, para él, era continua: una corriente que no interrumpía eso que llamamos muerte, la cual meramente representaba un cambio de estado; y estaba convencido de que cierto trabajo sólo podía realizarse en condiciones terrenales, mientras que las condiciones espirituales eran necesarias para algún otro trabajo.

Y en la misma obra encontramos este poema de Mary Tabor

Me elevé desde mi cuerpo
Para que me viera todo el mundo
Pero ellos miraron hacia abajo con los ojos llenos d e lágrimas
A aquello que no era yo.
Salí disparado hacia el cielo,
Y luego volví a caer,
Me puse a gritar de puro goce
Con todas mis fuerzas.
Los estreché en un abrazo
A quienes tanto se lamentaban
Les dije”¡Oh, conoced mi felicidad,
Tratad, tratad de conocerla!”
Entonces uno de ellos levantó la vista
De llorar aquello que no era yo,
Y dijo maravillado,
“Siento que él está cerca
Escuché un leve susurro,
Sé que era su voz.
Dijo: “¡Oh, conoced mi felicidad, Regocijaos conmigo!”.

Mary Tabor

“Los descubrimientos del Dr. Bach”
Nora Weeks

Acerca del Autor

CARINA BOUFFARD Lda. en Farmacia, Terapeuta en Flores de Bach y Master en PNL Facilitadora de procesos de cambio y desarrollo personal. Te animo a conocer los remedios del Dr. Bach.